Menu
A+ A A-

Alacena Bolsillo

Resultados 1 - 4 de 4
Rumientes-y-fierasWEB264
Edición Alacena Bolsillo

Rumiantes y fieras persevera y amplía a la vez los temas y tonos más propios de la poesía de Antonio Deltoro. Ya el binomio del título, formado por términos hasta cierto punto opuestos, anuncia un conflictivo juego de contradicciones que afecta a todos los niveles de la existencia, tanto físicos como morales. Así, este conjunto de poemas, sin dejar de ser fiel a la compleja intimidad de su autor, oscila entre el microcosmo y el macrocosmo, el mundo doméstico y el salvaje, el abandono de un contemplativo y la actitud incisiva de un penetrante observador, la apariencia inofensiva y la implacable realidad de la naturaleza, en cuya vertiginosa cadena de vidas y de muertes, todos los seres –por ínfimos o enormes que sean– resultan víctimas y verdugos de alguien.

Ante este inevitable panorama, los fluctuantes versos de arte menor –con su agilidad escurridiza, donde rasgos líricos se unen a los narrativos, la imagen a la anécdota– favorecen la visión dinámica, abierta e inconformista de esta poesía, que siempre trata de ponerse en el lugar del otro, de lo otro, lo animado y lo inanimado, a veces para humanizarlos, a veces para deshumanizarse.

Antonio Deltoro, que “quisiera fundar una religión de agradecidos”, reconcilia en su espíritu creador la cordialidad machadiana y la abismada lucidez de Octavio Paz, hasta componer una de las obras más hondas y personales de las últimas décadas.

+
el-pactoWEB7
Edición Alacena Bolsillo

Narrada a dos voces por dos jóvenes de orígenes y bandos en apariencia distintos, El pacto de la hoguera nos traslada al Tabasco socialista de los años 1930, cuando se prohibió el culto católico y se quemaron iglesias a manos de los llamados Camisas Rojas, organización paramilitar al servicio del gobernador Tomás Garrido Canabal. El 30 de diciembre de 1934, un grupo de Camisas Rojas llegados a la capital para desfilar ante el presidente Lázaro Cárdenas disparó a los feligreses que salían de misa en la iglesia de San Juan Bautista, en Coyoacán, causando muertos y heridos.
Colorida e intrigante, la primera novela de Alfredo Núñez Lanz nos cuenta la historia de la devoción a un Cristo rescatado del incendio de una iglesia, el Señor de las Llamas, al que la feligresía va trasladando de casa en casa para protegerlo. Pero sobre todo, esta novela es una historia de amor, de una necesidad de posesión desgarrada y sin esperanzas, en el doloroso y contradictorio silencio impuesto a quienes sufrían por el amor que aún no osaba decir su nombre. Poblada de matices, olores y sabores que nos trasladan a aquellos años turbulentos, une con mucha solvencia y sin concesiones lo político y lo personal: el amor en los tiempos de la guerra, esa historia paralela que nadie nos contará.

+
Nunca_mas-WEB5
Edición Alacena Bolsillo

Pocas relaciones son tan intensas y a la vez pueden llegar a ser tan conflictivas como las que se establecen entre padres e hijos. ¿Qué sucede si los hijos son distintos y, aunque se esfuercen, no consiguen encajar en el molde que trazaron para ellos? ¿Qué, cuando la imagen paterna es en todo negativa y el hijo considera el rechazo un deber moral? Sin remedio, se produce un encontronazo, y la vida familiar del hijo se convierte en un infierno del que hay que huir a como dé lugar.

Joel Flores explora los laberintos emocionales del protagonista quien, recién instalado con su mujer en una ciudad fronteriza, recibe el aviso de que su padre se muere en un hospital de Zacatecas. Con la duda de ir o no a verlo por última vez, el resentimiento, la culpa y la imagen del viejo abandonado en un pabellón de agonizantes se enredan en su interior hasta jalar a la superficie los fantasmas más ocultos, más sepultados en su memoria, para configurar un bárbaro retrato de familia donde el padre, un militar de bajo rango, burdo y violento, destaca como el principal creador de la desdicha.

Nunca más su nombre nos muestra de manera descarnada que nunca hemos sido del todo dueños de nuestras decisiones ni de nuestro destino, que casi siempre actuamos obedeciendo impulsos difíciles de reconocer, y que a veces la única verdad se localiza en esa zona de la memoria que quisiéramos mantener velada hasta la muerte.

+
Portada_Marcianos_WEB
Edición Alacena Bolsillo

Marcianos leninistas cuenta una serie de avistamientos ocurridos en la línea imaginaria que va de Moscú a la Ciudad de México. En lugar de notificar a Houston que tenemos un problema, y luego de demostrar que se encuentra en plena posesión de todos sus recursos literarios, el siempre magistral Mario González Suárez nos cuenta una serie de encuentros reveladores, obtenidos con un método narrativo inusual. Al preguntarse quiénes son en realidad los habitantes del planeta rojo –los comunistas o sus vecinos de Matamoros, Tamaulipas– y si ese mundo que nos vigila son nuestros primos en la colonia Lindavista, Mario González Suárez vuelve a levantar una orilla de la vida cotidiana a fin de mostrarnos una dimensión paralela: la de la gran literatura.

En esta novela disfrazada de libro de cuentos hay espías soviéticos que vienen a estudiar la política mexicana y estudiantes mexicanos que van a espiar a las bellas rusas; hay exilios políticos, deserciones de la KGB y desapariciones forzadas que podrían ser abducciones, teletransportaciones o secuestros con fines científicos; auténticos marcianos encerrados por error en hospitales psiquiátricos y falsos becarios mexicanos que se van a conocer Moscú a costas del gobierno ruso; autos importados a México de contrabando y platillos voladores que entran a hurtadillas en este planeta, a la par que una historia no oficial y fragmentaria de la relación entre humanos y alienígenas. El resultado es una enciclopedia de lo extraterrestre contada como literatura fantástica o, si usted no cree en los ovnis, sólo el más ambicioso y logrado libro de cuentos de un narrador sin parangón en esta parte del sistema solar.

Este libro es un pequeño paso para el hombre. Pero un paso que conduce a otra realidad.

+
Orange Blue Green

Ingresar or registrarse